Diy

Cómo hacer PASTA DE SAL para niños

Puede que hayas oído hablar alguna vez de esta maravillosa pasta, tan sencilla de utilizar y que tan buenos momentos nos va a regalar con nuestros pequeños. Encima la podemos hacer nosotros mismos sin necesidad de cocinar y con ingredientes que seguro que tenemos en casa.

Pero es que además, esta pasta no caduca, es muy fácil de conservar y encima nos da la posibilidad de hacer figuritas rígidas.

Y tan solo utilizando tres ingredientes!

Que, ¿ tienes ganas de saber como hacerla? Pues vamos a ello!

Ingredientes y preparación para hacer la PASTA de SAL

Para hacer esta masa tan solo necesitaremos:

  • 1 taza de sal
  • 1 taza y media de harina
  • agua

Para que los peques puedan participar a la hora de hacer la masa, te recomiendo que utilices un bol grande y una cuchara para empezar a remover todos los ingredientes hasta que vayamos a ir a la parte que más les gusta…utilizar las manos.

Lo ideal es empezar a mezclar en el bol, la sal y la harina y después ir incorporando poco a poco agua hasta obtener una masa consistente. En el caso que te pases de agua, solo tendrás que añadir de nuevo, mas sal y harina.

Si lo que quieres es que tu masa tenga diferentes colores, estás de suerte!

Puedes dividir la pasta y ponerle un poco de colorante alimenticio para obtener el color deseado.

Para que tus figuritas duren muchísimo tiempo, hay que dejar que la masa seque unas horas al aire libre e ir girándola ( para que seque por ambos lados ).

Después la puedes hornear para asegurarte de que la masa esta bien seca (100º  máximo durante 15 min. e ir dándole la vuelta ), si te pasas con el horno tu masa se quebrará.

Cuando se enfríe, puedes pintarla con acuarelas y después barnizarla.

Y ya te adelanto de que puede ser un precioso detalle para hacer un regalo a papá en San Valentín, para el día de la madre/padre…o simplemente para jugar.

Aquí te dejo un video donde te enseñamos como nos quedo en casa y lo que hicimos con la pasta de sal. 

Importante!

La forma de conservarla es muy sencillita, tan solo guarda tu masa en un táper bien cerrado.

Si la guardas fuera de la nevera, puede que la masa suelte agua, por lo que te tocaría volver a amasarla.

Y si la conservar dentro de la nevera en el táper, asegúrate de que este bien cerrada y de sacarla 30 min antes de utilizarla para que no esté tan dura.

Espero que la disfrutes en tu casa tanto como nosotras, te esperamos de nuevo en una próxima entrada, hasta pronto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *