Nuestro Jardín

Agua Florida

¡Hola hola!

Hoy te traigo un remedio natural que tiene multitud de cualidades curativas.

En la ciudad de Cuzco muchos chamanes y curanderos utilizan este remedio para limpiar las malas energías del cuerpo, de la mente y del espíritu, en los rituales de wachuman y ayahuasca como en rituales a pacha mama.

Su aroma refresca y relaja tanto el ambiente del lugar como a la energía de las personas; aporta serenidad mental e interior.

El agua florida se utiliza también cuando nos damos un baño, pues aleja la mala suerte y mantiene a raya a los espíritus rebeldes, destruye maleficios o brujería, para bendecir y anular malas vibraciones tanto en el hogar como en el trabajo.

Los viajeros compran este remedio y los rocían en sus maletas para tener un buen viaje.

Y ahora si no eres una persona supersticiosa ha llegado lo que te interesa saber, ¿para qué puedo utilizarla dejando la espiritualidad de lado?
Pues bien, también ha sido utilizada para eliminar resfriados o dolores de cabeza, para cuidar la piel, hacer masajes, reducir la picazón en todo el cuerpo, elimina los dolores de cabeza producidos por estrés, calma y alivia las picaduras de mosquito, también es utilizada para calmar los “pies cansados”. ¿Quieres saber cómo utilizarlo? Pues en nada lo descubrirás, pero primero, ¡pasemos a ver qué necesitamos para hacer nuestra propia agua florida!
También cabe añadir que hay muchísimas recetas con diferentes ingredientes, yo personalmente utilizo la que leerás a continuación. ¡A mí me funciona a las mil maravillas!

Ingredientes

  • Pela de un limón
  • Pela de una naranja
  • Pela de un pomelo
  • Romero
  • Lavanda
  • Menta
  • Clavos de olor
  • Agua (¡si puede ser de manantial muchísimo mejor!)
  • Aguardiente

Método de preparación

En verdad es un remedio muy sencillo de preparar, pelamos todos los cítricos vigilando que no tenga la parte blanca (pues esta amarga y puede estropear el olor), añadimos dos cucharadas de romero, lavanda, menta y 5 clavos de olor. Agregamos la mitad del bote de agua y la otra mitad de aguardiente.
Yo aconsej utilizar un bote de cristal,o  en casa reutilizamos los que son de tomate, olivas, etc, para darles mayor uso y contribuir a contaminar un poquito menos el planeta.

Es muy importante que una vez acabado lo cerremos con su tapa y lo guardemos en un cajón que no le entre la luz del sol. Este remedio ha de macerar, así que lo dejaremos durante dos semanas en el cajón.
Una vez pasadas las dos semanas simplemente tenemos que colar con una tela de algodón nuestro macerado (si utilizáramos un colador podrían caer ramitas o la pela de algún cítrico) y… ¡ya está listo para utilizar!

Aplicación

¡Lo prometido es deuda! Aquí te dejo las aplicaciones que he puesto en práctica y a mí me han funcionado, desconozco cómo utilizaban los chamanes el agua florida para sus rituales, pues no he encontrado ninguna explicación…

Para los resfriados o dolores de cabeza: Dispersar unas gotas en un pañuelo de algodón e inhalar.

Para músculos doloridos: Aplicar unas gotitas en el músculo afectado y extender aplicando un ligero masaje.

Para pies cansados: En un barreño colocar agua tibia y un chorrito de agua florida. También se le pueden añadir unas ramas de romero que intensificará la sensación de calma. Dejar los pies en remojo con el agua tibia y el agua florida por al menos unos 20 minutos.

Para eliminar malas energías y aportar frescor al ambiente de tu hogar: En el mismo agua de fregar (con lejía) añadir un chorrito de nuestro preparado.

Loción después de la ducha: En un algodón añade unas gotitas de nuestro agua y pásatelo con toquecitos por la cara (pues abre los poros y relaja los músculos faciales, lo que hace que nuestra piel luzca resplandeciente)

Para calmar la picazón de picadas de mosquitos: Aplicar una gota en la picada.

Y hasta aquí la entrada de hoy que espero que te sirva muchísimo. 

Si te animas a probar me encantaría que me dejases en los comentarios que tal te ha ido y estaré encantada de leerte y charlar contigo.

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *